el templo

Basílica del Salvador

arquitecura

Proyecto Original del Arquitecto Alemán Teodoro Burchard

El arquitecto, ingeniero y escenógrafo alemán Teodoro Burchard llega a nuestro país en 1855, con sólo 22 años.

Nacido en Hamburgo en 1823, inicia una destacada carrera, siendo autor de otros importantes edificios religiosos, como la Iglesia de San Saturnino en la Plaza Yungay (1887) y la capilla de la Hacienda Santa Rita de Alto Jahuel (1879).de Santiago y de Chile entero.

Burchard, seguramente influenciado por las tendencias arquitectónicas predominantes en Europa, particularmente del francés Viollet-Le Duc, que consideran al Gótico como la expresión más sofisticada en la concepción estructural, funcional y arquitectónica de los estilos históricos, lo elige para la Basílica y otras obras de la misma época.

El edificio de la Basílica del Salvador, de marcado estilo Neogótico, corresponde a uno de los primeros ejemplos de este estilo en el país (lo anteceden algunas obras de Vivaceta) y es por lo tanto, considerado una muestra de modernidad.

Proyecto de restauración y remodelación de Josué Smith Solar.

Nacido en Chillán, en 1867, hijo del ingeniero norteamericano Silas Baldwin Smith y de Leonor Solar Ojeda, Josué Smith Solar realiza sus estudios de arquitectura en el Polithecnic College of Philadelphia, Estados Unidos, donde reside hasta 1893, alcanzando un importante prestigio como arquitecto, fotógrafo, dibujante y diseñador gráfico (Pérez de Arce, 2011).

Fija su residencia en Santiago en 1894, con su mujer, anunciando inmediatamente en “El Ferrocarril” la apertura de su oficina en Calle Moneda.

Smith Solar es autor de numerosos y valiosísimos proyectos reconocidos como parte de nuestro patrimonio: el Club Hípico, La Universidad Federico Santa María, la fachada sur del Palacio de la Moneda, El Ministerio de Hacienda y el Hotel Carrera, el diseño de los balnearios de Las Cruces y Santo Domingo, además de numerosas casas de vacaciones en Papudo, Viña del Mar y Zapallar.

Smith Solar trabaja, entre 1928 y 1945, en la remodelación de la fachada, gravemente afectada por los terremotos de 1906 y 1920. Es de suponer que Smith Solar tenía un plan de intervención general del edificio, pero su trabajo se concentra fundamentalmente en la fachada norte y el nártex.

En línea con su formación anglosajona, Smith Solar realiza una composición inspirada en el gótico de piedra inglés y sus reinterpretaciones neogóticas en Norteamérica. Esto se traduce en un total rediseño de los elementos y la composición de la fachada, agregando columnas exentas y modificando absolutamente las columnatas que cubren las loggias superiores. Tanto el acabado como la composición de la nueva fachada, hacen de ella un elemento que parece superpuesto a la estructura original.

Aunque menos visible, la intervención fundamental de Smith Solar está en los elementos de refuerzo en hormigón armado, tanto en la propia fachada, como en el nártex, que se corona con dos losas que servirían como base para las dos torres nunca construidas, estructuras que han hecho de esa la zona estructuralmente más sana del edificio.

decoración

Aristodemo Lattanzi Borghini, nació en Roma, Italia el 1° de diciembre de 1884. Llega a Chile junto a su padre, el arquitecto ornamental Giacomo Lattanzi en 1889 y fallece en Santiago el 4 de junio de 1964.

Luego de estudiar en el Instituto de Fomento Fabril, donde recibe lecciones del pintor Cosme San Martín, en 1899 ingresa a la  Escuela de Bellas Artes, siendo alumno de Guillermo Córdova y Pedro Lira. Trabajó como ayudante del pintor italiano Saverio Morra, creador de los plafones de la Catedral de Santiago y en los cuales Lattanzi tuvo una importante participación.

Lattanzi decoró, entre otros, el Palacio Edwards, el Palacio Falabella (actual Municipalidad de Providencia), la Iglesia de los Ángeles Custodios y la Farmacia Petrizio.

Si bien en su obra pictórica Lattanzi desarrolló un estilo cercano al impresionismo, para la Basílica del Salvador el autor opta por una aproximación más historicista en las pinturas.

Así, la decoración llena de policromías y dorados, de las columnas y bóvedas recuerda especialmente a las del gótico francés, como la Sainte Chapelle en París o la Catedral de Sainte Cécile, en Albi, mientras que las escenas de las pinturas murales (ejecutadas sobre tela), presentan un aire más romántico, donde las escenas religiosas aparecen en ambientes bucólicos, llenos de cielos y naturaleza, libres de las construcciones propias del neoclásico. Hay quien ha relacionado la decoración de columnas y muros con las ideas de William Morris, dada la presencia de los trazos del autor, el uso de patrones, y la gama cromática utilizada.

vitrales

La Basílica es adornada con vitrales del taller “Mayer’sche Hofkunstanstalt”, con sede en München - en el estado de Baviera. Fueron construidos presumiblemente entre 1909 y 1919. Son en total 26 vitrales: Una serie de once que se ubican en la zona del ábside y capillas adyacentes y una segunda serie son vitrales que se ubican en los muros laterales de la iglesia.