emplazamiento urbano

Basílica del Salvador

SITUACIÓN URBANA ORIGINAL

Ubicada entre el Centro Fundacional de Santiago y el Barrio Yungay (surgido hacia 1840), la Basílica del Salvador se ubica en sus inicios, en una situación suburbana muy poco consolidada, en retardo respecto de otros barrios cercanos, como el Barrio República (1869). Tanto es así que Vicuña Mackenna hace especial mención del sector en su “Plan de Transformación de la Capital” (1872-1875). De ahí la canalización de la Acequia de Negrete, actual Avenida Brasil, y detonadora del desarrollo del barrio del mismo nombre, fundamentalmente entre 1880 y 1913.

La Basílica del Salvador, con sus 30 metros de altura, es uno de los edificios más altos de la capital y se construye justamente entre predios agrícolas y humildes viviendas populares, que ve consolidarse en uno de los barrios más connotados de la ciudad (aunque siempre en convivencia de distintas clases sociales), en paralelo a su propia construcción.

SITUACIÓN URBANA ACTUAL

Hoy la Basílica del Salvador se encuentra en un barrio donde conviven los valores del pasado y la modernidad, ejemplo de la recuperación de cascos históricos y reflejo patente de las tensiones que ello implica: nuevos residentes que llegan en gran cantidad a Santiago Poniente, particularmente al Barrio Brasil, a convivir con sus antiguos habitantes, al tiempo en que nuevos edificios irrumpen en el paisaje urbano. Nuevas actividades (centros de educación superior) han venido a revitalizar las cercanías.

En esta situación de cambio, la Basílica del Salvador es un hito de la memoria del lugar y restaurada, tiene la vocación de potenciar su condición de hito.